«Aportamos el factor diferencial»

Mientras que la producción de cajas plegables registra tiradas cada vez más pequeñas, su grado de complejidad no para de crecer. Pese a ello, todas las cifras de negocio del segmento de envases farmacológicos del grupo tecnológico Körber apuntan a un crecimiento sostenido. Gracias a su alta fiabilidad de suministro y a su elevado nivel de calidad, esta empresa especializada en embalajes contribuye de manera decisiva a que sus clientes despunten con una competitividad mayor y una seguridad de abastecimiento mejorada.

Por paradójico que parezca, una de las razones principales para la exitosa marcha de sus negocios radica «en los crecientes requisitos que nos plantea hoy en día el sector farmacéutico», afirma Joachim Hoeltz, director general de Materiales de Embalaje en la sede suiza de Körber ubicada en Allschwil. En torno a la vecina ciudad de Basilea se concentra precisamente una de las aglomeraciones más importantes y con mayor facturación del mundo de la industria farmacéutica. Es un ramo sometido a profundas transformaciones derivadas de la tremenda presión que ejercen sobre los costes las numerosas patentes en vías de expiración y la creciente importancia los medicamentos genéricos. Además, la personalización de los medicamentos y la gran variedad de formas de administración exigen producir fármacos en lotes cada vez más pequeños y diversificados.

Las mayores compañías farmacéuticas, sobre todo, han adelgazado en consecuencia sus cadenas de generación de plusvalía y producen cada vez más bajo demanda. «Las tiradas de envases secundarios son cada vez más minúsculas, los plazos de entrega cada vez más cortos», explica Hoeltz. Solamente en los últimos doce meses, el volumen de las tiradas ha retrocedido en un 20 por ciento. A menudo son pedidos que no superan unos cuantos centenares de pliegos y que deben estar listos en plazos de entre dos y cinco días. Todo ello se plasma en un incremento notable de la calidad de los servicios exigida, a la que se añaden los requisitos específicos del ramo como, por ejemplo, la seguridad contra falsificaciones, la trazabilidad íntegra o el cumplimiento de estándares higiénicos y procedimentales.

Entre los mejores del mundo en materia de fiabilidad de suministro y nivel de calidad

El área de negocio de materiales para envases farmacéuticos del grupo Körber ha trenzado a lo largo de los últimos 15 años una red de cuatro sedes para poder mantenerse a la altura de las exigencias de sus clientes multinacionales. Partiendo de su sede natal de Allschwil, el área expandió en primera instancia a la República Checa para, más adelante, asentarse en EE. UU. (Nueva Jersey y Puerto Rico). De esta manera se refuerza la cercanía con los clientes y se les garantiza –gracias a parques de máquinas con formatos idénticos– una excelente capacidad de suministro, pues las cuatro sedes pueden apoyarse entre sí para responder a picos de producción o al lanzamiento mundial de un nuevo medicamento. Körber se cuenta entre los proveedores mundiales que pueden presumir de alcanzar los mejores índices de §on time in full§ (entregas a tiempo y completas) y de §right first time§ (trabajos impecables a la primera).

La producción se lleva a cabo conforme a estándares unificados con equipos de Heidelberg, exclusivamente en la sala de impresión y parcialmente en la etapa de acabado. Cada sede dispone de dos Speedmaster de la serie XL 106 que se complementan a la perfección para imprimir sin tacha dentro del plazo acordado. «Desde hace unos diez años imprimimos principalmente con máquinas de la categoría Peak Performance de Heidelberg porque son las que mejor colman nuestras expectativas en cuanto a calidad y productividad, dos factores que para nosotros son decisivos a la hora de competir en el mercado», argumenta el jefe de producción Giovanni De Luca. En un 90 por ciento se procesan cartonajes de fibra virgen con unos gramajes de entre 225 y 440 g/m² porque no sueltan polvo y porque su superficie absolutamente blanca ofrece ventajas en la inspección 100% mediante videocámara.

Proveedor de soluciones integrales y suministrador de plusvalía

«Aportamos el factor diferencial en la cadena de creación de plusvalía de nuestros clientes», subraya Hoeltz la trascendencia del área farmacéutica del grupo Körber. Una relevancia que se basa en productos innovadores y procesos altamente desarrollados. Hoeltz lo tiene claro: «Para poder entregar un pedido de un día para otro –como hemos hecho, por ejemplo, durante la pandemia del coronavirus–, es imprescindible disponer de un proceso totalmente coherente». Y es por eso que Körber apuesta decididamente por procesos digitalizados y automatizados. Ejemplo de ello es el servicio de entrega bajo demanda para tiradas pequeñas. El intercambio de datos entre la producción gráfica de la imprenta y el sistema de planificación de recursos empresariales del cliente hace posible elaborar tiradas de 100 a 5000 pliegos en sincronía con la demanda y con la ayuda de dos Speedmaster XL 106 10 P+L.

Los expertos en embalajes de Körber son capaces de satisfacer todos estos requerimientos porque se nutren de los 75 años de experiencia del grupo Körber y de los conocimientos especializados de su área farmacéutica. Cerca de 2500 empleados repartidos en 25 emplazamientos cubren la cadena entera de generación de valor añadido: asesoramiento, diseño del envoltorio, inspección e impresión de embalajes con máquinas de última generación, soluciones de seguimiento y trazabilidad, así como implementación de programas informáticos como PAS-X, el software líder entre los sistemas de ejecución de la fabricación (MES, por sus siglas en inglés). Es una ventaja inmensa porque, en palabras de Hoeltz, «nuestros clientes esperan de nosotros soluciones integrales».

La generación Speedmaster 2020:
más rápidas, más flexibles, más productivas

Al mismo tiempo es evidente que el volumen de las tiradas seguirá decreciendo. En Suiza, por ejemplo, la tirada media se sitúa en la actualidad en torno a los 3§000 pliegos. Esta tendencia viene acompañada de una mayor complejidad de los pedidos. Si antes se aplicaba un total 1 o 2 colores a la cara interior de una caja plegable, ahora hay que poder imprimir en ella textos e imágenes a 4 colores. Además, sigue creciendo el número de colores Pantone que piden los clientes. «La última generación de máquinas Heidelberg es fundamental para poder ser más rápidos, flexibles y productivos en la producción. Tenemos que estar en condiciones de entregar pedidos en todo momento y, al mismo tiempo, de satisfacer los requerimientos extremadamente altos de nuestros clientes en materia de calidad y seguridad del producto», argumenta Hoeltz para justificar las inversiones actuales, que son considerables: en Suiza van a reforzar la producción con una Speedmaster XL 106 8 + L, en la República Checa con una XL 106-10-P+LYYL y en Camden (EE. UU.) con una XL 106 10 P + L.

Todas las máquinas de la serie Speedmaster son prácticamente idénticas en su modo de funcionamiento y están concebidas para ser operadas en régimen mixto. Esto proporciona la flexibilidad necesaria para poder responder, a corto plazo y de manera unificada, a demandas especiales de clientes internacionales desde cualquiera de las cuatro sedes. Además, se han acortado aún más los tiempos de puesta a punto y de pasada gracias a la regulación en línea y automatizada del registro y el entintado por medio de Inpress Control, así como al accionamiento inteligente del grupo entintador Hycolor Multidrive, con el que se pueden realizar los lavados paralelamente a otros procesos de preparación o incluso durante la propia producción. Estos sistemas ahorran mucho tiempo, especialmente cuando hay que cambiar con frecuencia entre tintas directas.

Asistentes inteligentes e impresiones navegadas

En opinión del jefe de producción De Luca, la mayor ventaja de la generación 2020 de la serie Speedmaster la proporcionan los sistemas de asistencia inteligentes, los cuales permiten un manejo intuitivo y un proceso de impresión navegado. Intellistart 3, el software de la máquina, calcula el trayecto más corto hasta el siguiente pliego bueno; Intelliguide simula el proceso con el tiempo optimizado, e Intellirun guía al usuario durante la producción indicándole las actividades que requiere cada situación.

«Estos asistentes descargan a nuestros colaboradores de tareas rutinarias y, al mismo tiempo, les ayudan a tomar decisiones. De esta manera somos capaces de sacarle el máximo provecho a la enorme productividad de nuestras máquinas de imprimir. Cada vez alcanzamos con mayor frecuencia el pico de 18§000 pliegos/hora. Con ello aumentan tanto el rendimiento como el grado de aprovechamiento de nuestros equipos», resume De Luca. El sencillo manejo y la guía del usuario inspirada en la pantalla de un teléfono inteligente es, además, un factor nada desdeñable a la hora de captar y fidelizar colaboradores cualificados y motivados. Porque en Körber son sobre todo las personas las que aportan el factor diferencial.

Acerca de Körber:

  • Sede central: Hamburgo/Alemania
  • 10.000 empleados

Especializada en:

  • Envasado de productos farmacéuticos
  • Tiradas cortas
  • Calidad y seguridad de los productos

THE COLORS OF SUCCESS.

La Speedmaster Generación 2020 utiliza el inmenso
espectro de posibilidades digitales como ninguna otra generación
de máquinas lo había hecho antes. Aproveche usted también estos
nuevos potenciales y escriba con nosotros una historia llena de éxitos.

¿En qué podemos ayudarle?

Por favor, rellene el siguiente formulario para que podamos responder a su solicitud. *Estos campos son obligatorios.