GRÁFICAS MIGER: Packaging de culto

17/01/2022

¿Qué elementos son imprescindibles para poder hablar de culto? Para hablar de culto necesitaremos un espacio, por lo menos un icono y también un líder espiritual. Ahora se genera una nueva duda, ¿por qué hablamos de culto, si estamos hablando de cajas? Podríamos responder con una socorrida frase como la respuesta está en tu interior, pero lo cierto es que la respuesta está en Miger, una empresa de Alicante que ha convertido sus productos en elementos icónicos.

El espacio de trabajo genera por si solo un áurea filosófica y sus responsables, Francisco Ferrándiz y Mally Moreno, se convierten delante del cliente en guías y, de alguna forma, confesores de secretos inconfesables. El espacio nos recuerda a un templo; las paredes lucen un intenso naranja, símbolo de creatividad, entusiasmo, éxito, equilibrio y carácter local y, cuando nuestra mirada se dirige al techo, se pierde en un Cool Grey 11C imposible de imprimir (si no es con un Pantone). Este color por si solo ya significa una declaración de intenciones. En Miger se rinde culto a la caja, la profesionalidad transciende de lo protocolario e imprimir va acompañado de una particular liturgia, que convierte a cada producto en objetos únicos, en elementos de culto. En el showroom, cada caja mantiene identidad propia, hace alarde de su capacidad atrayente y dispone de un espacio, como corresponde a la imaginería en el packaging.

Gráficas Miger nace en Alicante en 1983 con el objetivo de cubrir la demanda que generaba la industria del calzado en la zona. La empresa se especializó en packaging para fabricantes de zapatos, pero con el paso de los años, fueron capaces de diversificar su oferta, mejorando de forma constante su tecnología y ofreciendo soluciones gráficas a diversos sectores e industrias, como alimentación, productos de limpieza y droguería, cosmética, belleza e higiene personal, hidrosanitarios, productos médicos y farmacéuticos, tintas y productos químicos, entre otros. “Cada crisis ha generado una nueva oportunidad que nos ha permitido ampliar nuestra cartera, entrando en nuevos mercados” afirma Francisco.

Para la imprenta alicantina, el objetivo está lejos de buscar clientes que busquen precio, lo esencial es trabajar con cuentas que busquen la excelencia, y para ello se dejen asesorar. El equipo de Miger trata de solventar dudas y busca soluciones a través de la interpretación y la intuición que da la experiencia. Máxima calidad, estricta personalización y siempre el precio justo.

“Miger se ha convertido en un líder en el sector y sus clientes son fieles seguidores de su filosofía de trabajo y del espíritu de la compañía”, tal como nos comenta Mally, co-ideóloga de la forma de trabajar de la compañía. Nada en Miger es aleatorio o resultado de un simple ejercicio estético; una puerta de cortina en el almacén, las frases que lucen en el tráiler aparcado en la puerta de la compañía, los colores corporativos, las sentencias en las camisetas de los operarios. Nada en Miger se escapa al cuidado diseño, no de un espacio, sino de una forma de trabajar, enfocada en llegar al espíritu de cada caja.

La compañía basa su potencial en un equipo tecnológico de última generación y en un plan de formación continuada a su plantilla. La transformación digital supone un cambio en los métodos de trabajo y en los procesos de negocio. En Miger, tienen claro que la formación continua es imprescindible para el crecimiento empresarial. Hoy en día, la transformación digital, la velocidad de los procesos, la digitalización de los entornos y la automatización de los equipos les obliga a disponer de personal que esté más enfocado a conseguir altos niveles de productividad y rentabilidad que dedicado a trabajos mecánicos y manuales, que no añaden valor al proceso. La Speedmaster XL 106-5 más laca generación 2020 de Miger es un equipo inteligente que ofrece soluciones innovadoras, especialmente adaptadas a las necesidades de una empresa de packaging, sin importar la complejidad de los proyectos que llegan a la empresa. Esta máquina permite a la imprenta reinventarse de forma constante en función de los retos de futuro.

Francisco, durante la entrevista, nos dice,” Heidelberg y la Speedmaster nos han servido para entrar en una nueva dimensión, la de los clientes premium. La XL 106 y su tecnología hace posible que pequeñas empresas como la nuestra puedan trabajar con grandes clientes. Nosotros usamos el siguiente símil, la Speedmaster ha sido como pasar de ser un médico a ser un científico. En el mundo científico los detalles cuentan y el control de las pequeñas circunstancias hoy, pueden ser la solución de grandes problemas en el futuro. Sin duda, el camino que marca Heidelberg es el que queremos seguir nosotros”.

Industria 4.0, falacia o realidad

Parece que actualmente es tendencia hablar de la Industria 4.0 (o Print Shop 4.0), pero no todos los que hacen bandera cumplen las condiciones. Muchas empresas siguen ancladas en modelos de negocio obsoletos y dejan pasar las nuevas oportunidades de negocio por una falta absoluta de potencial tecnológico y una plantilla sin formación y desactualizada.

Industria 4.0 no es enviar emails o tener una página web. Print Shop 4. 0 es filosofía Push to Stop, es saber cómo aumentar la eficiencia de la producción de impresión (OEE), es el sistema de asistencia Intellistart 3, es la implementación de aquella inteligencia artificial que nos ofrecen una experiencia de usuario única (UX). La Speedmaster de Miger se ha hecho imprescindible en la planta de producción de la imprenta. Tal como nos explica Francisco Ferrándiz, CEO de la compañía, “La XL 106 y Heidelberg aportan la magia para que la empresa funcione bien”.

XL 106: 0 defectos

“En un mercado como el nuestro, la gestión automática de la calidad se convierte en un instrumento imprescindible. Ninguno de nuestros clientes perdona los errores, especialmente en sectores como la moda, con el que trabajamos bastante. La imagen de marca se ha convertido en un activo muy valioso para las empresas y asegurar “0 defectos” en la producción de packaging es para nosotros norma. Por ello, contar con equipos y sistemas inteligentes que dispongan de automatismos para evitar los defectos antes de que estos se produzcan, representa una gran ventaja para respetar nuestra filosofía 0 defectos”, nos comenta Luis, Responsable de operaciones. La Speedmaster XL 106 dispone de sistemas capaces de detectar errores, separar pliegos de maculatura y poses individuales, ya sea en línea en la propia máquina de impresión o mediante una inspección separada. El objetivo es siempre el mismo: obtener estuches y cajas perfectos, además de que cumplan todos los requerimientos legales y condiciones exigidas por los clientes.

Para la empresa ha sido también muy importante contar con el Workflow Production Manager de Prinect como ecualizador de los diferentes equipos de la empresa, como controlador del paquete de procesos de la imprenta y como vínculo de unión entre el departamento de Prepress y la sala de impresión. Junto a la XL, Miger instaló la Suprasetter 105 con tecnología láser, que en estos momentos está generando toda la producción de planchas para la imprenta.

Miger es una compañía que ha sabido convertir oportunidades en negocio y que ha entendido que solo los proyectos y empresas que se adaptan a los tiempos aplicando las más vanguardistas técnicas tienen la posibilidad de perdurar en el tiempo. “Estamos 100% comprometidos con nuestros clientes y con nuestra plantilla, por ello, es importante no bajar nunca la guardia y mantenerse al día en cualquiera de los ámbitos que pueda estar relacionado con la empresa”, afirma Francisco.

Contacto con Heidelberg Spain

Por favor, rellene el siguiente formulario para que podamos responder a su solicitud.

*Estos campos son obligatorios.

Obtener una oferta