ADG-FAD: foilstar, diplomas y sostenibilidad

04/05/2021

Desde hace unos años, colaboramos en diferentes proyectos con escuelas y entidades implicadas en ayudar a acotar los parámetros que definen la excelencia en el mundo gráfico.

El año pasado, iniciamos un proyecto de colaboración con ADG-FAD, Asociación de Directores de Arte y Diseñadores Gráficos, que tiene como objetivo divulgar la cultura del diseño gráfico y la comunicación visual. En 1964, crearon los prestigiosos premios LAUS y desde entonces reconocen a los participantes de las diferentes disciplinas con la entrega de un trofeo, obra del diseñador Tomás Vellvé, y un diploma, el cual, este año es made in Heidelberg.

La materialización del documento ha sido obra de una de nuestras tecnologías estrella, el FoilStar. Un módulo para ColdFoil, montado sobre una Speedmaster XL106, perteneciente al parque de maquinaria instalada que Heidelberg tiene en su central en Wiesloch. Nuestros expertos en Wiesloch han combinado diferentes recursos de nuestro Print Media Center para hacer realidad nuestro proyecto y han hecho posible entregar unos diplomas amigos del medio ambiente, sin perder originalidad y calidad de acabados.

Para nosotros, la política de sostenibilidad no corresponde a una simple tendencia o una moda. Heidelberg está comprometido con el medio ambiente, por lo que propusimos a ADG-FAD inclinarnos por este método. Las láminas frías se implantan sobre el pliego sin calor, evitando por un lado un importante gasto de energía y, por otro, generando residuos 100% reciclables. De esta manera, sustituíamos el antiguo sistema de Stamping.

El acabado con lámina en frío de Heidelberg, Coldfoil, proporciona un gran brillo a los productos, consigue una reproducción de los más pequeños detalles o de grandes pastillas, y todo de una misma pasada. Además, los cambios son muy rápidos y las puestas a punto mínimas. Esta tecnología nos permite la combinación en el mismo proceso de aplicaciones offset, el uso flexible de una a seis bandas de lámina, que admite una adaptación perfecta de la lámina necesaria a cada trabajo, y mantiene nuestros estándares respecto a grandes velocidades de producción.

El diseño de los diplomas LAUS se estructura sobre un soporte blanco rectangular que va protegido por una carpeta negra. La parte metalizada corresponde a un tercio del soporte y se combina con logotipos y algún texto de apoyo, todo estampado en base metalizada. FoilStar, el módulo de Heidelberg para la laminación en frío, nos permitió conseguir realizar un sinfín de realces extraordinariamente exigentes, como efectos metálicos y brillos en varios tonos, que aportan un mayor valor añadido a las diferentes categorías de premios y reconocimientos. En nuestro caso fue sobre una XL 106, pero la tecnología también casa con la Speedmaster XL 75, la Speedmaster CX 102 o la Speedmaster CD 102.

¿Cuáles fueron los argumentos? ¿Por qué sustituir FoilStar por el clásico Stamping? Existen muchos factores, pero sin duda la rapidez, la rentabilidad y todo el valor añadido que genera una tecnología limpia y respetuosa con el medio ambiente son sólidos argumentos. Normalmente, esté tipo de acabados se están aplicando a trabajos para el mundo del Packaging. En este caso, se trataba de un trabajo de aire más comercial, aunque en esencia, un diploma empaqueta un reconocimiento, concretamente de excelencia, por tanto, tampoco se alejaba de un trabajo de Packaging Premium.

La lámina fría es un proceso integrado en la impresión offset y se trata como una tinta adicional. Se utilizan planchas de impresión estándar y, por tanto, si necesitamos una sombra o convertir una parte del dorado en oro viejo, lo podremos conseguir sobreimprimiendo con tintas. Al final, las ventajas son plausibles, como son los ahorros en materiales -hasta 80% de ahorro en lámina-, en tiempo y, por tanto, en costes. Y volviendo a la sostenibilidad, también minimizamos nuestro impacto en cuestiones medioambientales.

La sostenibilidad medioambiental es un imperativo cada vez mayor para los consumidores, las marcas, los diseñadores y los impresores. La lámina fría abre este camino, para avanzar en el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad.

El laminado en frío admite el repulpado, reciclado o destintado. Las láminas se pueden sobreimprimir con tintas tradicionales, UV o híbridas y se puede utilizar junto con papeles y cartones reciclados. Este tipo de laminado puede ser una alternativa liviana y sostenible a los laminados en caliente, ya que evitamos el poliéster y minimizamos los desperdicios. Por tanto, nos encontramos frente a una alternativa eco-friendly, mucho más sostenible. Así lo entendemos nosotros y así lo entendió ADG-FAD. Los diplomas en manos de sus galardonados no solo representan un reconocimiento a sus trabajos sino su compromiso en conseguir material impreso más respetuoso con el medio ambiente.

Contacto con Heidelberg Spain

Por favor, rellene el siguiente formulario para que podamos responder a su solicitud.

*Estos campos son obligatorios.

Obtener una oferta