Perspective.

Megatendencia en embalajes sostenibles: la puerta hacia mercados en expansión.

Cadenas de tiendas que eliminan las bolsas de plástico de su oferta o droguerías que ofrecen champú sólido en cajas plegables. La tendencia hacia los embalajes sostenibles es evidente en muchos ámbitos. A su vez, los consumidores se muestran cada vez más críticos, sobre todo con el plástico. Todo esto nos lleva a la pregunta: ¿puede permanecer el impresor de cajas plegables ajeno al tema de la sostenibilidad? En absoluto, afirma convencido Harald Woerner, jefe de productos para la sostenibilidad de Heidelberg. Esto se refleja también en la situación actual en China y en los resultados de recientes encuestas realizadas entre fabricantes de marcas y distribuidores. En esta entrevista, Harald Woerner explica cómo el impresor de embalajes puede incrementar tanto su eficacia medioambiental como su competitividad.

Según una encuesta de Smithers Pira*1 realizada para Pro Carton en el 2017 entre propietarios europeos de marcas y distribuidores, el 96 por ciento indicaba que los embalajes sostenibles eran importantes para el volumen de facturación en los puntos de venta. ¿Podrán las empresas de bienes de gran consumo prescindir en el futuro del empleo de conceptos de embalaje ecológicos?

Difícilmente. La presencia de plástico en los alimentos por la acumulación de basura en el medio ambiente, las pérdidas de cosechas por el cambio climático y la muerte cada año de siete millones de personas en todo el mundo por contaminantes en el aire han conmocionado tanto a consumidores como a gobiernos. La protección del medio ambiente ha dejado de ser un tema marginal para convertirse en un tema central en la sociedad, y, por tanto, también en un importante factor competitivo. Y esto tiene sus repercusiones: para muchas empresas no es suficiente con sustituir los envases de plástico por alternativas ecológicas, como las cajas de cartón. Han decidido ir un paso más allá. Así, por ejemplo, con el fin de mejorar su imagen de marca, las cadenas de supermercados alemanas Edeka y Rewe y la británica Target pretenden hasta el 2020 y el 2022*2 sustituir gradualmente los envases de papel de sus propios productos por alternativas más ecológicas. Esto genera en la competencia la necesidad de adoptar también sus medidas.

¿Se están planteando perfiles de sostenibilidad transparentes que deban cumplir las imprentas de embalajes para poder participar en las cadenas de suministro de la industria de bienes de consumo?

La tendencia va ciertamente en esa dirección. Así, por ejemplo, el grupo de productos cosméticos L’Oréal participa en la iniciativa de protección climática «Carbon Disclosure Project (CDP)». Los proveedores deben documentar y reducir sus emisiones de CO2. Estos valores pueden ser consultados en la base de datos CDP, la más grande del mundo en relación con los datos climáticos de las empresas. También en China existe una base de datos medioambientales. En ella, la población puede consultar online qué fábrica ha quebrantado sus obligaciones medioambientales. Empresas, como Apple, Adidas o Walmart, utilizan los datos y condicionan a ellos las adjudicaciones de contratos.*3


Especialmente ecológicos son los cartones de fibras vírgenes procedentes de la gestión forestal sostenible, p. ej., los materiales certificados FSC o PEFC.

A propósito de China. Usted ha estado allí recientemente y ha asesorado a imprentas de envases y embalajes en materia de sostenibilidad. ¿A qué retos se enfrentan las empresas?

Debido a la alta polución ambiental, el gobierno está intensificando permanentemente los valores límite en emisiones contaminantes. Las imprentas de envases y embalajes deben reducir sobre todo las emisiones. Por cada kilogramo de contaminantes liberados al aire y al agua en la producción debe abonarse un impuesto sobre la contaminación. El gobierno tiene operativos a más de 7000 inspectores para descubrir a aquellas empresas que incumplen las nuevas normativas. El gran reto para las imprentas consiste en que deben producir más generando muchas menos emisiones.

En el sector reina una enorme presión de precios. Esto significa que a priori un embalaje sostenible no debería costar más. ¿Cómo se puede lograr esto?

Aumentar la sostenibilidad y la productividad al mismo tiempo no supone una contradicción. Los tres puntos clave en una producción impresa sostenible es la reducción de compuestos orgánicos volátiles (VOC), de maculatura y de energía mediante el empleo de máquinas y procesos eficientes. Todo ello contribuye además a una mayor rentabilidad de la empresa.

¿Dónde se encuentran los éxitos más rápidamente alcanzables?

El cartón es el material que deja en la producción la mayor huella de CO2, además de ser la materia prima más cara en la impresión. Especialmente ecológicos son los cartones de fibras vírgenes procedentes de la gestión forestal sostenible, p. ej., los materiales certificados FSC o PEFC, así como los producidos con un alto porcentaje de material reciclado.

El ajuste automático de las zonas de entintado con ayuda de sistemas de medición del color traen consigo una reducción de la maculatura de hasta 150 pliegos por cambio de trabajo.

¿Y cómo puede ahorrarse en maculatura?

Utilizando procesos y consumibles estandarizados, así como una alta automatización. Una premisa para alcanzar los objetivos de coloración con una pulsación de botón es un sistema Print Color Management y una base de datos central que ponga a disposición los datos cromáticos y los parámetros exactos para cada trabajo. El preajuste automático de las zonas de entintado y la preparación con ayuda de sistemas de medición y regulación del color traen consigo una reducción de la maculatura de hasta 150 pliegos por cambio de trabajo. Prinect Image Control 3 verifica los valores en toda la imagen impresa y es capaz incluso de regular fiablemente la aplicación de blanco opaco. Los impresores de embalajes que utilizan materiales metalizados, coloreados o transparentes ahorran por trabajo entre 400 y 500 pliegos imperfectos. Prinect Inpress Control 2 mide el color y el registro en línea durante el funcionamiento de la máquina y reconoce el más mínimo error a máxima velocidad de producción. Con la impresión navegada en la que el sistema de flujo de trabajo Prinect encadena y automatiza inteligentemente los pasos de producción se reducen notablemente las intervenciones manuales y, con ello, las fuentes de error más frecuentes en el proceso de impresión.

¿Qué factores contribuyen a una menor emisión de contaminantes?

Aquí, una alternativa ecológica es el empleo de procesos como la impresión sin alcohol y el revelado de planchas sin productos químicos. Un papel clave lo desempeñan los consumibles. Estos no solo deberían reducir al mínimo las emisiones nocivas, p. ej., compuestos VOC, amoniaco, partículas en suspensión o el empleo de productos químicos, sino también cumplir el Reglamento REACH y satisfacer los requerimientos de importantes certificados medioambientales. Precisamente, los consumibles Saphira Eco de Heidelberg satisfacen todos estos requisitos. Dentro de esta gama de productos destacan las tintas de impresión sin aceites minerales, las planchas de impresión exentas de productos químicos y los agentes humectadores con un reducido nivel de compuestos VOC. Por otro lado, nuestras máquinas de impresión Speedmaster son de bajo consumo. Así, por ejemplo, disponen de programas de lavado tan eficientes que es suficiente un vaso de chupito con agente de lavado para limpiar los cuerpos de impresión. Y las imprentas que reproducen en el espacio de color ampliado colores especiales mediante colores de proceso con Prinect Multicolor pueden incluso prescindir de procesos de lavado.


Con la compra de un certificado Equipment CO2 neutral ayudará al proyecto de reforestación Sodo que lleva a cabo la organización World Vision en Etiopía.

¿Qué medidas ayudan a reducir el consumo energético?

Esto solo es posible utilizando equipos eficientes energéticamente. Según un estudio de Smithers Pira, las máquinas de Heidelberg son aquí las mejores. Nuestras máquinas de impresión poseen la máxima productividad neta con el menor consumo de energía. Además, aquellos componentes que no se utilizan en las paradas de las máquinas se sitúan en un modo de espera con un alto ahorro energético. También nuestros secadores son los que poseen la mayor eficiencia del sector: ya solo el sistema de toberas circulares reduce el consumo energético de una quinta a una cuarta parte. Otros ahorros se obtienen con la generación de aire caliente dentro de la máquina y la reducida distancia entre secador y pliego.

¿De qué modo ayuda Heidelberg al impresor de embalajes a comunicar al mercado la sostenibilidad de su empresa?

Heidelberg ofrece aquí los logotipos correspondientes. A todo esto hay que añadir que cuando una empresa utiliza máquinas de Heidelberg neutrales en CO2 , esto se realiza mediante proyectos que fomentan la imagen de la empresa y que pueden comunicarse muy bien. De gran actualidad e interés mediático es el proyecto de reforestación de una montaña en Etiopía siguiendo el método «FMNR» (Farmer Managed Natural Regeneration) de Tony Rinaudo, el ganador este año del premio «Right Livelihood Award», conocido también como el Premio Nobel Alternativo. En colaboración con la población local revitaliza los sistemas de raíces de los árboles talados, haciendo que el suelo recobre su fertilidad.

¡Muchas gracias por la conversación!

Ponerse en contacto.

Su diálogo con Heidelberg.

Ohr und Sprechblase in HDM-Farben

¡Esperamos tener pronto noticias suyas!

Póngase en contacto para obtener más información, para recibir una oferta personalizada o por cualquier otro aspecto relacionado con Heidelberg.


Contacto